En el reino del revés: por defender sus territorios, los intima la justicia

La Red de Docentes por la Vida manifiesta su total solidaridad con las y los profesores y estudiantes de Alvear, Mendoza.

Desde La Red Federal de Docente por la Vida denunciamos la injusta e inaceptable situación que están atravesando estudiantes y docentes a raíz de la movilización realizada el pasado miércoles 7 de agosto. Jóvenes de la ciudad de Alvear, Mendoza fueron tratados de violentos e irresponsables por manifestarse en contra del fracking.

Suena anacrónico, desfasado y deja clara la complicidad de los sectores políticos con las corporaciones. Pibas y Pibes que se juegan el cuero, que comprenden la trascendencia de un ambiente sano, que se proyectan más allá de su generación y que saben que lo que está en riego es la salud y vida, no solo de las personas sino también de los territorios.

Pibes y Pibas que han decidido responsablemente manifestarse para denunciar otra de las prácticas de este modelo extractivo que envenena, y pone riesgo un invaluable bien común: el agua.

Quienes están dando el ejemplo de lucha, son perseguidos y sufren “aprietes” desde la Dirección General de Escuelas y de la justicia. El Juzgado federal de San Rafael llama a declarar a directivos de las escuelas de Alvear para identificar a quienes “protestan” en las calles contra el fracking, a instancias de la gendarmería que en un acto de completa ilegalidad fotografió menores ejerciendo la plena facultad de sus derechos a manifestarse.

¿La justicia intenta aleccionar la lucidez de chicas y chicos? En este día donde supuestamente celebramos la democracia, queremos dejar claro nuestro total repudio a estas prácticas persecutorias y fascistas.

Decimos No a la criminalización de la protesta.
Y exigimos para que la democracia representativa no sea un simulacro, que nuestros gobernantes respondan a los intereses y al bienestar del Pueblo y no al de las multinacionales.

Toda nuestra solidaridad para Jóvenes por el Clima Alvear – Mendoza

La Red sigue creciendo

Este 27 y 28 de Julio, en San Andrés de Giles-Bs. As., nos abrazamos en el Primer Encuentro de la Red Federal de Docentes por la Vida. Estuvimos presentes las y los trabajadores de la educación que conformamos la Red, junto con espacios de comunicación, la producción agroecológica y organizaciones socioambientales de distintas provincias: Tucumán, Córdoba, Santa Fé, Entre Ríos, CABA y Buenos Aires. Contando a su vez con aportes de compas de Mendoza, Catamarca, Chaco, La Pampa y Salta que por distintos motivos no pudieron estar presentes.

A menos de dos meses de la pérdida de Ana Zabaloy, fundadora de la Red, lograr este primer encuentro nos llena de alegría y fuerza de cara la pelea que damos en los distintos territorios. El extractivismo en sus distintas formas vulnera nuestros derechos a la educación y a un ambiente sano. Por eso mapeamos nuestras problemáticas específicas, repasamos las herramientas legales que desplegamos como el “protocolo de actuación y denuncia en casos de fumigación con agrotóxicos en las adyacencias de escuelas rurales”; y compartimos recursos didácticos y de la ciencia digna para nuestra tarea cotidiana. Reforzamos nuestra palabra y las estrategias de defensa de las escuelas rurales que son centrales para potenciar y facilitar el arraigo de la comunidad rural y su identidad.

También nos solidarizamos con la familia de Ludmila, la niña de 3 años de Santa Fé que tiene glifosato en sangre y cuyo padre se encadenó al depósito de agrotóxicos; y enviamos nuestro apoyo a la lucha docente en Salta, repudiando la represión que sufrieron.

Las comunidades educativas rurales son centros de socialización fundamentales en el campo, del único campo que nos alimenta: el de la agricultura familiar. Sin ellas somos un país que se dirige a llenar los hospitales y no los platos argentinos.

La tarea por delante es enorme pero no estamos en soledad en el camino; somos parte de los movimientos de Pueblos Fumigados del país, e integramos el Foro Agrario Nacional.

Invitamos a docentes de todo el país a tomar esta Red Federal de Docentes por la Vida como propia y sumarse a esta lucha por la educación y la dignidad de nuestro pueblo.

30 de julio de 2019

No hay razones para envenenar la gurisada

Comunicado – 20 de mayo de 2019

El fallo que anula el decreto del gobernador Bordet; y que deja firme la primer sentencia del Supremo Tribunal de Justicia de Entre Ríos; otorga un resguardo alrededor de las escuelas rurales de esa provincia de 1000 y 3000 metros sin fumigar de manera terrestre y aérea respectivamente.

La mesa de enlace de Entre Ríos lanzó un comunicado sobre el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos: «Este fallo, sin respaldo ni criterio técnico alguno, imposibilita la producción en más de 300 mil hectáreas”.

Porque defendemos el derecho a la educación, la salud y un ambiente sano, repudiamos los dichos de la mesa de enlace entrerriana; del secretario de Agroindustria Etchevehere, y del presidente Macri.

No hay razones para que los agrotóxicos invadan las escuelas y los contenidos curriculares; por el contrario, la agroecología es la alternativa sustentable a este modelo de muerte, que favorece a un puñado de empresarios, y las escuelas rurales pueden promoverla como motor de cambio hacia la soberanía alimentaria.

Leer comunicado completo

Posición y Plan de lucha de los Pueblos Fumigados de la provincia de Buenos Aires ante la resolución 246/18 del Ministerio de Agroindustria de BsAs

Imagen

Comunicado – 28 de enero de 2019

NUESTRA PREOCUPACIÓN

Desde nuestros espacios de lucha territorial mostramos seria preocupación por la ofensiva que el estado provincial está llevando adelante, a través de la espuria e inconstitucional Resolución 246/18 del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires.

¿QUÉ DICE LA RESOLUCIÓN?

Que a partir del 1 de enero de 2019 los lotes contiguos al área urbana, zona residencial extraurbana, área de población dispersa, márgenes de cursos o cuerpos de agua, zonas de bombeo, establecimientos educativos, áreas de esparcimiento y reservas naturales comprenderán la zona de amortiguamiento. Y respecto de la misma se podrán realizar aplicaciones terrestres con agrotóxicos.

Sólo en el caso de viviendas familiares que se encuentren en un área urbana o zona residencial extraurbana deberá preverse la presencia del profesional interviniente que determine las previsiones a tener en cuenta al inicio y durante la aplicación.

Con respecto a las escuelas rurales, establece que las aplicaciones con agrotóxicos (tanto áreas como terrestres) deberán realizarse fuera del horario escolar.

En la exposición de motivos de la resolución se señala que las distancias de protección no son esenciales para definir las dimensiones particulares del uso de agrotóxicos sino la aplicación de las buenas prácticas agrícolas.

Ver Documento Online

Descargar Documento en PDF

¿Qué se esconde detrás del cierre de las Escuelas?

Comunicado – 12 de marzo 2018

Con el argumento de la “baja matrícula”, el gobierno de María Eugenia Vidal anunció el cierre de 39 establecimientos educativos rurales de la Provincia de Buenos Aires, y 8 escuelas del Delta (que finalmente serán 2) para el presente ciclo lectivo.

Desde la Red Federal de Docentes por la Vida, emitimos el presente comunicado en repudio a dichas medidas. Entendemos que las escuelas rurales son la ÚNICA posibilidad que tienen los niños/as y adolescentes del medio rural para acceder a la educación, por la imposibilidad de concurrir a diario a escuelas urbanas, por la distancia, el estado de los caminos, la falta de medios de transporte, carencia de recursos económicos. 

La realidad del espacio geográfico es más complejo que aquel que se avisora desde un mapa virtual, ya que escuelas que pueden parecer cercanas en relación a la distancia en kilómetros, no cuentan con una red de caminos que permita la accesibilidad, en caso de pretender desplazar alumnos de una institución rural a otra. Por otro lado, las escuelas rurales son un espacio de sociabilización fundamental e irremplazable para la comunidad, siendo, en general, el único lugar público de encuentro para la realización de actividades de interés común. 

El Estado está incumpliendo la Ley N° 26.206, Ley de Educación Nacional, que en el artículo 2° señala que “la educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado”.

El gobierno actual ha profundizado el negocio sobre la tierra, eximiendo del pago de retenciones a los grandes propietarios y pools de siembra, promocionando en las escuelas rurales técnicas las “bondades” del agronegocio y las “buenas prácticas agrícolas”, ubicando a personajes como Luis Etchevere, presidente de la Sociedad Rural Argentina entre 2012 y 2017, al frente del Ministerio de Agroindustria; aprobando nuevos transgénicos que benefician a las corporaciones Syngenta, Dow y Bayer; y ahora vienen por las escuelas rurales. 

Por eso consideramos que no se trata sólo de un ajuste en los “números”, porque eso son los niños/as y adolescentes para este gobierno: sólo números; son las variables que sobran para este modelo siniestro y excluyente, que deviene en un campo cada vez más despoblado. 

Un campo sin escuelas rurales es lo que necesitan las corporaciones mencionadas, no solamente para obtener nuevos terrenos para explotar, sino porque estas instituciones se han convertido en los últimos años en espacios de denuncia y concientización acerca del costo humano de los agrotóxicos sobre el ambiente en general y la salud humana en particular.

NO AL CIERRE DE LAS ESCUELAS RURALES
SÍ AL DERECHO A LA EDUCACIÓN

12 de marzo de 2018

Mujeres, Agrotóxicos y Salud

Este 8 de marzo, día histórico en la lucha por los derechos de todas las mujeres, manifestamos nuestra preocupación y estado de alerta ante las dolencias que padecen las mujeres que trabajan y viven en el ámbito rural de nuestro país.

Como se ha demostrado científicamente, los millones de litros de agrotóxicos que se emplean en los cultivos que abarcan la mayor parte de la tierra cultivable de Argentina, causan daños irreversibles en el ambiente y la salud. Específicamente en el caso de las mujeres, el contacto con plaguicidas como el DDT, paratión, PCB, paraquat, 2 4-D, glifosato, generan: envenenamiento, parálisis, convulsiones, acumulación del veneno en la leche materna, lesiones en el cerebro, cambios en los embriones, abortos espontáneos, hipotiroidismo.

Estudios realizados han mostrado que el Roundup actúa como un disruptor endocrino, lo cual genera cáncer de mama, endometriosis, muerte embrionaria y fetal, malformaciones en la descendencia, pubertad precoz, cáncer vaginal, deformación en los órganos reproductivos, modificación del funcionamiento de las hormonas tiroideas (KACZEWER, 2009)

Asimismo, quienes nos desempeñamos como docentes en escuelas rurales fumigadas (y/o a la que asisten estudiantes de zonas rurales fumigadas) sabemos por la comunidad que en los últimos años aumentaron considerablemente los casos de cáncer, leucemia y abortos espontáneos. Lamentablemente, en muchos casos hay una ausencia de estadísticas oficiales, que se traduce en la complicidad del área de salud con los empresarios y el Estado.

Vivimos y convivimos con una sociedad que castiga a las mujeres que luchan por una ley de aborto seguro y gratuito, pero que mira para otro lado cuando el aborto es inducido por los agrotóxicos que les generan millones de dólares a un puñado de empresarios.